La Asociación Ilicitana de trastorno del espectro autista y de lenguaje (AITEAL), como comentamos en un post anterior, es la única agrupación de padres de personas afectadas por este trastorno. Sus actividades se concentran los viernes, días en los que realizan un taller de teatro, y los sábados, en los que dividen diferentes grupos y tareas en el Centro Social Polivalente Carrús. Además, en verano organizan una escuela de verano en el Centro Social Altabix. No tienen posibilidad de trabajar diariamente puesto que continúan sin disponer de una sede propia.

El grupo de los medianos de AITEALLos sábados dividen las actividades en cuatro grupos: uno para los más mayores, sobre todo adolescentes, que trabajan casos de la vida cotidiana y habilidades sociales como el trabajo en grupo y el turno de palabra; dos para edades medianas y un último para los más pequeños que realizan actividades psicomotrices. La importancia de la integración social ha llevado a la Asociación a incluir en estas actividades a otros chicos y chicas acordes con la edad de los grupos que no tienen TEA pero que colaboran en los talleres. El aprendizaje en este caso es recíproco y se persigue no clasificar a estas personas y aislarlas del resto, puesto que el principal objetivo es lograr su introducción en la sociedad.

Por otra parte, la Asociación reserva clases para los padres guiadas por la psicóloga Lourdes Muñoz. De esta forma se pretende crear un ambiente favorable para los progenitores y darles diferentes pautas que puedan beneficiar el trabajo con sus hijos. El primer paso es ser detectar el TEA y, seguidamente, ser consciente del mismo para actuar adecuadamente. Muñoz ha recalcado en la última de sus charlas que el “sí” se puede negociar (poner horarios de televisión y pactar un tiempo de visionado), pero que el “no” hay que meditarlo previamente para poder realizar una sanción que se pueda cumplir, puesto que no sería beneficioso contradecir una primera negación. Las clases son de participación activa y los padres recrean situaciones reales para dialogar sobre cómo actuar en cada ejemplo.

Grupo de los mayores de AITEALAITEAL nació desde la preocupación de una madre por mejorar la situación de su hijo y ayudar al resto de personas que se encontraban en una situación similar a la suya. La cooperación es esencial para poder avanzar. La mayoría de ellos no acude a colegios regulares y, una vez terminado su curso especial, no puede realizar otro tipo de estudios. Desde la organización se están planteando diferentes opciones a las administraciones públicas para lograr que esta realidad cambie.